27 sept. 2008

CURSO DE SACERDOTISA DE AVALÓN


A través de Marta, me llegó la información sobre este curso para iniciarse como sacerdotisa de Avalón. Me he puesto en contacto con Sandra Román, su creadora, y aquí tenéis el programa y el contacto. Sandra es argentina, se inició como sacerdotisa en Glanstonbury, nada menos, y si por email es una mujer encantadora, no me imagino cómo debe ser en directo, porque hasta vía red me han llegado sus vibraciones...
Espero poder hacerlo pronto yo misma porque tiene una pinta estupenda y resulta muy completo.
Éste y otros cursos de Sandra se pueden hacer presenciales o por internet. En sus páginas se encuentra toda la información, sus libros, su revista y sus creaciones (maravillosas sus imágenes de la Diosa).




LA DIOSA HISPANIA EN NOSOTRAS
Año Preparatorio: Iniciación como Aprendiz

COMIENZA LA PRIMERA SEMANA DE OCTUBRE DE 2008
OCTUBRE
TALLER 1: ENCUENTRA TU ARQUETIPO PERSONAL,
EN EL ESPEJO DE LAS DIOSAS GRIEGAS

Introducción al curso - Por qué necesitamos a la Diosa - La emergencia de Lo Femenino Arquetípico – Las Diosas Griegas: Reconocimiento y sanación de tus Diosas personales. Cómo liberar y transformar tus limitaciones en verdadero poder femenino a través del trabajo individual con las Diosas que surgieron en el ritual.

NOVIEMBRE Y DICIEMBRE
TALLER 2: DANZANDO CON LA SOMBRA

Viaje al Mundo Subterráneo para encontrar a las Diosas Oscuras - Ceremonia para convertir a tu Diosa Oscura en aliada - Muñecas chamánicas de la luz y de la sombra. Encuentro con el saboteador. Restaurando el Escudo del Espíritu: Morgana y la Recuperación del Alma.


ENERO Y FEBRERO
TALLER 3: DIOSAS Y CHAMANAS: ENCUENTRO Y DESARROLLO DE LA INTUICIÓN

Encuentro con las Diosas y Chamanas arquetípicas. Encuentro con tu Anciana Interior. Ceremonia para honrar a las Mujeres Sabias y aceptar con dignidad la Menopausia. Sanación, con la abuela del Tabaco. Ritos de Pasaje.

MARZO
TALLER 4: VÍRGENES Y GUERRERAS

Soberanía: La Diosa y la Mujer rigiendo sus propios destinos - El verdadero significado de
"Virgen", como arquetipo. La Diosa Adolescente y las Amazonas. Diosas Guerreras.
La guerrera Heyoka. Ego vs. Iluminación.


ABRIL
TALLER 5: SANACIÓN DE LA PRIMERA SANGRE

Ceremonia de Sanación de nuestra Niña Interior - Sanación de la Primera Sangre - La Diosa como Madre y Hermana - La Casa de las Mujeres - Los Hombres y la Diosa. Arquetipos masculinos positivos. Cómo pueden los hombres rescatar a su Diosa Interior y qué rol cumplimos las mujeres en este despertar masculino hacia la Diosa.

MAYO
TALLER 6: EL RENACIMIENTO DE LA DIOSA

Diosas de la Primavera - Muñecas de flores y rituales de Primavera - Placer Sagrado - Del Ritual al Romance - Sexualidad, Espiritualidad y Sociedad. - Encuentro con María para reclamar nuestra Sexualidad Original.

JUNIO
TALLER 7: REGRESO AL TEMPLO DE LA DIOSA DEL AMOR

El Matrimonio de Poder - Energía sexual y Energía chamánica - La Triple Diosa en la Conciencia de la Mujer - Chamanismo Femenino y Tantra - Principios básicos del Tantra de la Diosa - Las mujeres que aman demasiado - Rituales para sanar a todas nuestras relaciones.

JULIO
TALLER 8: LAS RUEDAS SAGRADAS

La Rueda de la Diosa. Viejas y nuevas maneras de honrar a la Divinidad Femenina. Práctica de creación de Ceremonias alrededor de la Rueda Sagrada - El despertar de la Diosa. Cómo integrar los descubrimientos que hicimos a lo largo del curso.

AGOSTO
TALLER 9: BAUTISMO Y PRESENTACIÓN ANTE LA DIOSA

¿Qué significa bautizarse "en la Diosa" - Preparación para la Ceremonia -El cambio de nombre - La Diosa como Creadora - Hacia una nueva Triple Diosa. Cierre del curso y entrega de certificados.


http://www.geocities.com/losrostrosdeladiosa
losrostrosdeladiosa@gmail.com

www.geocities.com/vivianne35
http://www.geocities.com/sacerdotisasdeavalon/




20 sept. 2008

Nuevo tema de mi tesis: la Diosa ¡cómo no!


Después de mucho darle vueltas y de muchas noches de insomnio y de sueños reveladores, decidí que cambiaría el tema de mi tesis.
Las que hayáis seguido los últimos cambios en mi blog os habréis dado cuenta de que estoy alejándome de los temas lésbicos, que antes eran una de mis prioridades, y, aunque la cultura de las mujeres siempre ha sido el tema central de mi blog, voy centrándome cada vez más en la cultura de la Diosa.
El tema de la literatura lésbica fue el de mi tesina y a él le dediqué cuatro años de investigación. Realmente, no fue una tesina, sino una verdadera tesis. Pienso que ya le he dedicado demasiado tiempo, tanto a la investigación como a la militancia, y ahora quiero empezar una nueva etapa. Me despedí de mis compañeras de la FELGTB y decidí que mi blog tomara otro rumbo. El feminismo sigue aquí y todas las mujeres del mundo, pero el tema de la orientación/opción sexual ya está agotado para mí y no siento más la necesidadde reivindicarlo o luchar por él. Sigo siendo lesbiana, lo más importante de mi vida sigue siendo la vida con mi mujer, pero creo que ya ha llegado el momento de enfundar el hacha lesbiana y dejar que otras luchadoras de la causa tomen mi relevo.
Sinceramente, cuando tomé la decisión me sentí muy, muy ligera...
Así que, entusiasmada con mi nuevo ciclo, decidí que tampoco iba a seguir dedicándole más tiempo a la investigación lésbica (la publicación de mi DEA ya está en marcha y ando haciendo las últimas correcciones), ya he agotado el tema, o ya me he agotado yo.
El nuevo tema de mi tesis va a ser la mitología femenina, con mi querida profesora Carmen Alemany como directora. Carmen fue la que me descubrió a Gioconda Belli en la asignatura de "Literatura Hispanoamericana de los 60", luego hice un curso de doctorado con ella, " Voces femeninas en la poesía cubana del siglo XX" y por último formó parte del tribunal de mi DEA, haciendo un elogio que nunca podré olvidar. Cuando le propuse que fuera mi directora y le expliqué lo que quería hacer se mostró muy entusiasmada y creo que con ella voy a tener muchos incentivos para hacer un buen trabajo y una directora seria y responsable, con la que me une además una relación entrañable...
En fin, mi idea es hacer un pequeño rescate de las divinidades femeninas en América latina (pienso que me centraré en las cultura maya y azteca porque tengo que acotarme) y en la península, (donde exploraré las mediterráneas y las celtas) y sus repercusiones en la literatura contemporánea de mujeres.
Con todo ello no sólo voy a disfrutar como una enana, sino que además voy a poner mi granito para difundir la cultura de la Diosa, las aportaciones de las mujeres a ello y, lo más importante, contribuir a que se conozca un poco mejor que la cultura patriarcal no es la única ni mucho menos y que se puede recuperar para nuestro mundo lo que tuvo de positivo aquel tiempo en que se adoraba a la Naturaleza y no al dinero, donde las mujeres eran figuras relevantes del poder y la cultura y no simples víctimas u objetos sexuales.
Un tiempo que se ha convertido poco a poco en la utopía de miles (o millones) de mujeres actuales, y que va avanzando sin prisa pero sin pausa, como la única alternativa posible para salvar este mundo nuestro de la destrucción y la degeneración del planeta y sus habitantes.
Queridas mías, la Diosa no está por regresar... ¡YA ESTÁ AQUÍ!

16 sept. 2008

Una Diosa de Nepal

Hoy sólo quiero compartir con vosotras esta imagen que me ha impactado. Me ha llegado a través de un correo de una amiga, de una presentación de power anónima sobre el Nepal... Lo único que dice al final es que las fotografías son de 2006.

14 sept. 2008

Mis cursos

Os presento mi oferta de cursos para 2008/2009.
Este año me he centrado en tres áreas: el cine, la literatura y la mitología femenina. Todos mis cursos están elaborados desde la perspectiva de género y sirven para trabajar, tanto con mujeres como con hombres, la prevención del sexismo y de la violencia contra las mujeres.
Si alguna entidad, grupo o asociación de mujeres está interesada en alguno de ellos no tiene más que contactar conmigo vía email.
En la sección "Mis cursos" del blog tenéis una bonita presentación de cada uno.
¡Espero que os gusten!

programas tres cursos
programas tres cur...
Hosted by eSnips

8 sept. 2008

Amazonia está en cualquier lugar del mundo


Hoy me ha conmovido está noticia que demuestra el coraje de las mujeres colombianas y que me demuestra que en cualquier lugar puede crearse una amazonia donde cultura de la paz eche raíces a pesar de toda la violencia circundante, un lugar donde las mujeres den una vez más una lección de convivencia, cooperación y esperanza en un mundo mejor.



COLOMBIA:Desplazadas construyen su ciudad sobre el Caribe

Por Gloria Helena Rey (Especial para IPS)

CARTAGENA DE INDIAS, Colombia, jul (IPS) - "La ciudad de las mujeres", en el municipio colombiano de Turbaco y a 11 kilómetros de esta turística urbe amurallada, no se parece a la
"Città delle donne" concebida por Federico Fellini hace casi 30 años. Tampoco a la de Puerto Madero, el barrio de Buenos Aires donde casi todas las calles y lugares públicos llevan nombres de mujeres célebres.


Estas mujeres no son como las locas, histéricas o sádicas retratadas por Fellini en su película. Tampoco bautizaron las calles de su ciudad con nombres de congéneres famosas porque ellas mismas son protagonistas de la historia de Colombia: son desplazadas por la violencia de la guerra y sobrevivientes de masacres y crímenes. Unas fueron víctimas de los paramilitares,
otras de la guerrilla o de las fuerzas del Estado.
Colombia, después de Sudán, es el país del mundo con mayor desplazamiento interno de población, y las mujeres representan 49 por ciento de por lo menos 2,5 millones de colombianos
afectados, según cifras del gobierno.
Algunas de esas mujeres trabajaron duro hasta construir esta ciudad. Primero, ocho fundaron la Liga de Mujeres Desplazadas, en 1998, para demostrar que el desplazamiento forzado es un
crimen de guerra, buscar ayuda humanitaria para mejorar sus paupérrimas condiciones de salud y nutrición y conseguir la restitución de sus derechos y los de sus familias.
"Era insoportable ver tanta miseria por las calles", recuerda Patricia Guerrero, una abogada desplazada por amenazas en 1997, madre de tres hijas y fundadora y principal ideóloga de la Liga
de Mujeres y de esta sui generis ciudad.
A su lado, casi 100 mujeres comenzaron la construcción en 2003. Levantaron ladrillo por ladrillo. Fabricaron los 120.000 bloques que emplearon en las 97 casas, de 78 metros cada una, donde hoy residen las 500 personas que dan vida a las cinco manzanas de la urbanización, bautizada por ellas "Ciudad de las mujeres".
Vista de "La ciudad de las mujeres"

El proyecto, que incluyó el costo de la tierra y la construcción de las 97 viviendas, fue negociado con el propietario durante más de año y medio y, para comenzar la obra, se utilizaron 500.000 dólares obtenidos por Patricia del Congreso legislativo de Estados Unidos. Apenas se consolide y se obtengan más recursos, se planea proseguir con la construcción de casas, según Héctor Useche, subdirector administrativo y coordinador de proyectos de la Liga.
"Fue duro aprender a fabricar ladrillos, pero demostré que las mujeres podemos conseguirlo", afirma Niris Romero, madre de cinco niños y una de las 30 que se capacitaron para la tarea.
"También trabajé en las vigas de mi casa, ayudé a fundir cada columna y a hacer la mezcla para pegar los bloques. Estoy feliz, tengo un techo y una profesión".
Otras de sus compañeras se capacitaron como albañiles o técnicas agrícolas, y todas recibieron algún entrenamiento. Las restantes 200 afiliadas a la Liga, que no salieron favorecidas con subsidios de vivienda otorgados por el Estado, participaron en capacitaciones, proyectos productivos y otras actividades durante la construcción. Todas continúan formándose, sobre todo
en desarrollo humano.
"Fue durísimo sacar adelante este proyecto", dice Patricia, que consiguió los fondos iniciales para ponerlo en marcha y después lo negoció. "Luego, comenzaron a atacarnos: me acusaron de querer beneficiarme y pronosticaron mi fracaso. Durante la construcción, nos amenazaron, mataron y desaparecieron gente y, para intimidarnos, nos arrojaron cadáveres en los terrenos
aledaños. Querían sacarnos como fuera", relata.
Pero ellas resistieron y salieron adelante. Fueron nominadas para el Premio Nacional de Paz, que se otorga a personas o entidades que contribuyen a la solución del conflicto colombiano.
Por el éxito obtenido, su ciudad es considerada modelo a ser reproducido en otras regiones de Colombia.
Las familias de estas desplazadas también se capacitan: Patricia explica que hay una liga de jóvenes y se trabaja masculinidad con los maridos. "No queremos esposos que maltraten, ni hijos que sean captados para la guerra o la prostitución. Nos fundamentamos en valores éticos y los capacitamos en sus derechos ciudadanos".
Las mujeres construyeron además el acueducto, una guardería y una cooperativa, Mujercoop, de la que hacen parte la fábrica de ladrillos, un restaurante comunitario y un fondo de crédito para
financiar nuevas microempresas y subsidiar más educación. En julio, se habían aprobado créditos para 11 nuevos negocios y para una capacitación en fabricación de calzado, según Roselí Cardona,
la gerente.
Antes de llegar a Turbaco, las desplazadas lo habían perdido todo y, aunque cargaban el peso de familiares muertos y violaciones y tenían el orgullo y la dignidad hechos pedazos, hoy parecen más protagonistas de la versión criolla de "La vida es bella", de Roberto Benigni, porque para renacer, muchas de ellas, como en la película, casi se convencieron de que su drama había sido una mala pasada del destino.
"No me gusta recordar lo que pasó. Hoy tenemos paz, un techo y un futuro", dice Adelaida Amador, madre de cinco hijos, una de las primeras en pasarse a la ciudad y dueña de una de las dos tiendas de abarrotes que funcionan de momento.
Por lo anterior, las mujeres de esta historia son seres recién nacidos de las cenizas de sus propias vidas, pero, como el Fénix, parecen ahora aves de plumajes fabulosos. "Estamos orgullosas por lo que hemos hecho", dice Marlenys Hurtado, madre de tres hijos y miembro de la Liga. "Por nosotras pasan todos los caminos y heridas de esta guerra, pero aprendimos a mirar hacia adelante, con mucha dignidad". Pero esto "es apenas el comienzo. Necesitamos que la ciudad sea
sostenible, que progresen los proyectos productivos, que se cree una economía solidaria, que haya conciliación en los conflictos que, sin duda, se van a presentar, que se consolide la ciudad
dentro de la perspectiva de los derechos, la equidad, contra la guerra, la violencia y muchas otras cosas", dice Patricia.
Muerte y vida. Después de oírlas y ver lo que hicieron, cuesta entender de dónde sacaron tantas fuerzas. No es fácil ver asesinar a hijos, esposos, hermanos o encontrar el cadáver de algún otro familiar y, después huir para salvar la propia vida. Tampoco superar el terror, soportar el hambre, la exclusión social, y luego levantarse.
A Isabelina Tapias, de 71 años, a Doris Berrío, su esposo y sus dos hijos y a Ana Luz Ortega, su marido y siete hijos, por ejemplo, los desplazaron los paramilitares. A Isabelina le mataron a su hija Olinda, de 18 años, a Doris y a su familia no los asesinaron de milagro, y a Ana y los suyos
los sacaron corriendo primero las masacres diarias y después las amenazas de violación contra una hija de 12 años. "A nosotros nos desplazó la mortandad de la guerrilla. Lo abandonamos todo y salimos", dice Nerlides Almansa, de 48 años, madre de seis hijos y actual coordinadora de proyectos productivos de la Liga y de la "Ciudad de las mujeres".
Nerlides sólo se preocupa ahora por la siembra de maíz, frijol y hortalizas y la búsqueda de recursos para mejorarla en beneficio de su comunidad. ¿De dónde saca tantas fuerzas?, preguntamos. "De la calidad de las personas que impulsaron el proyecto, de quienes lo apoyaron y de mí. Era el único sueño que tenía".
La iniciativa contó con colaboración del Congreso estadounidense, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el Programa Mundial de Alimentos, la cooperación española, la Fundación Ford y otras entidades, privadas y oficiales.
Tal vez por eso, y especialmente por sus actitudes, estas mujeres no evocan a "Madre Coraje", el personaje del drama de Bertolt Brecht. Ninguna necesitó de la guerra para sobrevivir como esa mercadera que negociaba en medio de la Guerra de los Treinta Años, una de las más devastadoras de la Europa del siglo XVII.
Antes de llegar aquí, muchas de estas colombianas, solas, con sus hijos o al lado de sus maridos vivos, trabajaron en los campos, como empleadas domésticas o en oficios más humildes.
Por eso esta ciudad y sus mujeres saben y huelen muy distinto a otras conocidas. A Simona Velásquez, de 46 años, madre de seis hijos y tres veces desplazada por la guerra, por ejemplo, le mataron a su esposo a machetazos durante la construcción de la ciudad, cuando vigilaba los materiales. "No se los robaron, pero su asesinato causó una estampida. Muchas mujeres quisieron desistir", cuenta Patricia. Pero no lo hicieron, "porque era como aniquilar nuestra única
esperanza. Por eso nos quedamos", dice Nerlides, la coordinadora de proyectos productivos.
El paisaje vino tinto, verde y amarillo que producen a lo lejos las modestas casas y la vegetación tropical que las rodean, hace mucho ruido. Es un poderoso grito y "ante todo, una estrategia de
resistencia pacífica contra la impunidad, los violentos y los asesinos de mujeres y de niños", dice Patricia. "También de resistencia contra los que desaparecen las personas, roban sus tierras o, por décadas, han sembrado el dolor y el hambre en estas tierras".


Patricia Guerrero, a la izquierda, con constructoras y habitantes de la ciudad

Fuente:Agencia de Noticias Inter Press Service
http://domino.ips.org/ips%5Cesp.nsf/vwWebMainView/259CB4BE1066EBE2C12571AA0075FC35/?OpenDocument

2 sept. 2008

MI ESCRITORA FAVORITA




Siempre me gustó tanto leer y he leído tanto y a escritor@s tan diferentes que cuando me preguntaban ¿cuál es tu escritor favorito? me quedaba pensando sin saber qué responder... Además, siempre me lo preguntaban así, en masculino.
Hasta los treinta y pocos no fui consciente de que me había pasado la vida leyendo a hombres, que todos mis referentes literarios eran hombres, todo mi sustrato cultural lo conformaban obras de hombres, desde Alejandro Dumas, que fue mi primer escritor de persona mayor, hasta Cervantes, que fue uno de los últimos. Así que si hubiera podido responder sobre mi escritor favorito, hubiera elegido, sin duda, a uno de ellos.
En tercero de carrera, cuando descubrí a Pardo Bazán en la asignatura de Literatura Española III y a Gioconda Belli en la optativa de Literatura Hispanoamericana de los 60, me percaté fascinada (y un poco horrorizada) de qué poquísimas mujeres había leído durante mi vida y qué poco las recordaba...
Desde entonces sólo leo a mujeres. No fue una cuestión de feminismo radical, sino de justicia poética... Era para compensar treinta años sin darle una oportunidad a las mujeres, de forma involuntaria, claro ¡es tan aplastante el peso del patriarcado! Naturalmente, no he sido todo lo estricta que debiera... algún que otro escritor se me ha colado en este tiempo, pero debo decir en mi descargo que los infiltrados o eran hombres que escribían en femenino (como Cervantes, o Lorca y pocos más), o los tuve leer por motivos de fuerza mayor para mis investigaciones. Pobre excusa, pero verdadera... Ahora mismo estoy abierta a leer a los hombres, pero si son de los que merecen la pena, es decir, si no intentan todo el tiempo demostrándome lo listos que son, lo bien que escriben y lo estupenda y heroica que es la vida de los hombres.
Pero me estoy desviando mucho del tema del que quería hablar, ¡qué síndrome de persiana me coge a veces!
Y es que hace un rato me he dado cuenta de que ¡ya tengo mi escritora favorita! De ella lo leería todo sin dudarlo, con avidez, con ella trasnocharía todas las madrugadas del mundo, con una novela suya no me importaría vivir otra vez en Barcelona y hacer interminables viajes en el metro, perdiéndome todas las paradas (bueno, esto es una hipérbole literaria, o exageración en lengua más vulgar y entendible).
Ella sabe transportarme a esos "mundos posibles", tan literarios y tan deseables de ser vividos que no volvería jamás.
Es Marion Zimmer Bradley.
Con ella he conocido la versión verdaderamente apasionante de la leyenda del rey Arturo, he conocido a Morgana Le Fay como si fuera amiga mía de toda la vida, y a la que siempre es la buena y la guapa en todas las versiones masculinas, la insufrible Ginebra, la he podido entender y perdonar. He conocido un país mágico llamado Avalon, donde habitaban las sacerdotisas de la Diosa y donde no podía entrar ningún ser humano desde la realidad, sino a través del conjuro de Morgana. Las nieblas de Avalon es una de las mejores novelas jamás escritas, un libro difícil para llevarse a la playa porque pesa muchísimo, 859 páginas en la edición de bolsillo de la versión española, pero un libro que se queda corto cuando llegas a la última página, desolada porque se ha terminado... Así que no tienes más remedio que volver a leerlo al cabo del tiempo porque echas terriblemente de menos a esas amigas que Marion te da a conocer, a todas esas mujeres tan reales que ella creó con su visionaria imaginación.

Después me adentré un poco más allá en el tiempo de Avalón, con La Casa del Bosque y conocí de primera mano la cultura celta, con sus druidas y sacerdotisas, anterior al cristianismo, luchando contra la ocupación romana y sus dioses guerreros, tan desconsiderados y crueles con la Diosa, casi tanto como el misógino dios cristiano que definitivamente acabó con ella.
Del pasado al futuro y otra vez Marion me atrapó con su saga de Darkover, un planeta imaginario de cuatro lunas, donde convivían humanos y darkovanos en constante choque cultural y donde habitaban amazonas y sacerdotisas con una fuerza telépata tan enorme que eran capaces de crear la energía que movía el planeta...
De nuevo me trasladé al pasado, un pasado que conocía tan bien como la tienda de la esquina (o al menos eso creía yo). Porque de pronto conocí otra ciudad de Troya, otro Príamo, otra Helena, otro Aquiles, otra Pentesilea, otro Ulises, que nada tenían que ver con la versión oficial de la Ilíada y que me confirmó lo que mi corazón sabía pero mi mente nunca había imaginado: que toda esa versión del producto más influyente de nuestra cultura no era más que una monumental y patriarcal mentira, que todos los valores que ensalzaba y haría eternos el hipotético Homero y que seguiría con entusiasmo toda la literatura occidental posterior no eran más que el principio malévolo de la cadena de los errores masculinos: la guerra, la crueldad, el egoísmo, la violencia, el desprecio por lo femenino, el dominio de la mujer, su humillación...
Pero a la que mejor conocí y que pasó también a formar parte de mi círculo de amigas literarias fue a Cassandra, la visionaria, la que todos insultaban como agorera y portadora de la mala suerte, la gemela del irresponsable y egoísta Paris, esa increíble mujer, princesa, amazona, sacerdotisa, a la que Homero apenas presta atención y que sin embargo, conocía mejor que nadie el destino de Troya. La Antorcha fue nuevamente la lectura gozosa y a la vez atormentada de largas noches que pasaban en un suspiro, la causa de que durmiera en el sofá para no molestar a Adriana con la luz encendida, y otra vez la desolación cuando llegué a la página 459 e inmediatamente, esta vez sin ni siquiera darme un respiro, volví a la primera página para gozarla de nuevo.

Marta y yo descubrimos hace poco cotilleando en internet que las cenizas de Marion fueron esparcidas en Glanstonbury Tor, el pico desde donde se dice que se podían ver las lagunas que rodeaban Avalon y que ahora son un inmenso mar de tierra verde. Marta y yo hemos llegado también a la conclusión de que todo su inmensa y prolífica obra literaria no procedía sin más de la imaginación desbordante de una escritora normal. Marion era una visionaria, tenía el poder de ver otros mundos, otras épocas y que conoció en sus visiones a las mujeres que los poblaron. Su forma de escribir no es elaboradamente literaria, no es pródiga en alambicados juegos de estilo, sino antes al contrario, peca de demasiado realista en su técnica literaria y, sin embargo, lo que está contando no tiene nada que ver con la realidad que el mundo considera "real". Ese realismo es, simplemente, una descripción de algo que conoces bien, con lo que estás tan familiarizada como con tu barrio y tu pueblo. Ella estuvo allí, no se lo imaginó sin más.
En fin, no hay más que leerla.
Lamentablemente, como todo lo mejor, es un bien escaso. La mayoría de sus libros de la saga de Darkover están descatalogados (excepto La casa de Thendara, que descubrí el otro día en la FNAC), aunque algunos se pueden bajar de internet. Sí se pueden encontrar Las nieblas de Avalón y La casa del bosque (también en la FNAC) y para las que se desanimen con la extensión de la primera, hay una mini serie que también está genial y se puede bajar de internet con el mismo título. La antorcha, inencontrable que yo sepa en papel, también me la tuve que bajar de internet y os aseguro que impresa pesa una tonelada...
En fin, son casi las dos de la mañana y me voy con Marión. De nuevo he empazado a leer La Casa del bosque porque Marta estuvo la semana pasada en Glanstonbury y me ha vuelto a picar el gusanillo de estar con las colegas celtas, descendientes de los supervivientes de la Atlántida.
Por cierto, hay otra novela de Marion sobre la Atlántida (The fall of Atlántida), pero no la he encontrado traducida al español, me la he bajado de internet en portugués y me estoy haciendo el ánimo de acometer su lectura. Así, de paso, aprendo algo de portugués...
Fuente de Avalón
Desde aquí Morgana Le Fay y las sacerdotisas
de Avalón veían el mundo pasado y futuro


Panorama desde Glanstonbury Tor, lo que se supone
que fueron las lagunas de Avalón


Aquí se pueden comprar algunos de sus libros:
http://www.casadellibro.com/libros/bradley-marion-zimmer/bradley32marion2zimmer

Fotos cortesía de Marta, de su viaje a Glanstonbury.