26 may. 2010

Frutos del taller de Diosas: Blodeuwedd

Aquí está el excelente trabajo de Sara, doblemente inspirada por la palabra y por la imagen. Nos trae una diosa poco conocida pero fascinante y le agradezco infinitamente su particular investigación.


1. El mito de Blodeuwedd

Blodeuwedd es una deidad de la mitología galesa. Su historia se narra en Las cuatro ramas de los Mabinogi, que a su vez se incluyen en el Mabinogion, una colección de historias en prosa procedentes de manuscritos medievales de Gales. Su personaje aparece en la cuarta de estas historias: Math Fab Mathonwy (Math, hijo de Mathonwy), cuyo argumento se centra en la historia del rey Math, dios de la magia y la riqueza.
La leyenda cuenta que el rey de Gwynedd, Math, moriría si no se sostenía de pie sobre el regazo de una virgen mientras no estaba en la guerra, así que cuando la joven que lo sustentaba fue asesinada, Arianrhod fue propuesta para el cargo. Ésta era la diosa guardiana del velo que separa la vida y la muerte, diosa por tanto de la muerte y el renacimiento. Sin embargo tenía un hijo: Dylan Ail Don, razón por la que Math la rechazó. En su huída, avergonzada por haber sido descubierta, se le cayó un objeto pequeño, de donde surgió su segundo hijo, Lleu Llaw Gyffes. A este segundo lo castigó con tres maldiciones que negaban los tres aspectos de la masculinidad: no tener un nombre, no poder emplar armas, y no tener nunca una esposa humana.
Math y Gwydion, el hermano de Arianrhod, rompieron las dos primeras maldiciones, y, apiadándose de Lleu, crearon una mujer hecha de flores de roble, ulmaria y retama, a la que dieron el nombre de Blodeuwedd (cara de flor, antiguo nombre de la lechuza ). “Reunieron las flores del roble, las flores de la retama y flores de la reina de los prados y con sus encantos formaron la doncella más bella y más perfecta del mundo. La bautizaron según los ritos de entonces y la llamaron Blodeuwedd (aspecto, rostro de flores”). Era hermosísima, pero al estar hecha de flores carecía de alma y no amaba a Lleu, así que en una ocasión ella y un amante suyo planearon asesinarlo. Pero a Lleu, al ser un dios, sólo se le podía matar bajo ciertas condiciones. No se le podía dar muerte ni dentro ni fuera de casa, ni a caballo ni a pie, y sólo podía ser muerto por una lanza que hubiese sido forjada mientras la gente estuviese asistiendo a misa. Así, Blodeuwedd convenció a su amante para que forjase tal lanza, y pusiera un pie sobre una cabra y el otro en una bañera a la orilla de un río, todo esto bajo un tejado. El amante lanceó a Lleu, pero cuando creían haberle dado muerte, apareció Gwydion y lo curó, transformándolo en águila.
Blodeuwedd fue entonces castigada para toda la eternidad, pues Gwydion la convirtió en lechuza lanzándole el siguiente conjuro: “No te mataré, haré algo peor. Te dejaré ir con la forma de pájaro. Para castigarte por la vergüenza que has echado sobre Lleu Llaw Gyffes, jamás te atreverás a mostrar tu cara a la luz del día, pues temerás a todos los demás pájaros. Habrá enemistad entre ti y todos los pájaros y su instinto les conducirá a agolparse a tu alrededor y a tratarte con desprecio por todos los lugares donde te encuentren. No perderás tu nombre, sino que te seguirás llamando Blodeuwedd para siempre. En efecto, en el lenguaje actual, Blodeuwedd es «búho». Por esta razón, los pájaros odiaron al búho. Y el búho se ha llamado hasta ahora Blodeuwedd”
Y según dicen, ésa es la razón por la cual las lechuzas sólo se muestran de noche y se esconden durante el día, y las aves diurnas las molestan en su descanso.

2. La triple diosa

Blodeuwedd forma, junto con Arianrhod y Ceridwen, la tríada celta, de forma que podríamos llamarlas “La Triple Diosa”:
Arianrhod representa a la diosa virgen y se le atribuye la luna creciente. Es la guardiana del velo que separa la vida de la muerte, llamado por los celtas “Rueda de Plata”, de donde procede su nombre. Por este motivo a veces se la considera también diosa de la muerte.
Por el carácter del mito y su relación con las flores, Blodeuwedd puede representar a la belleza efímera y el florecimiento que siempre precede a la muerte, como en todos los ciclos. De esta manera, podemos considerarla “la madura”.
Por último, Ceridwen, poseedora del caldero de la Inspiración y la Sabiduría, representa principalmente el arquetipo de “bruja” o “anciana”, de manera que le correspondería la luna menguante y con ella se cerraría el ciclo. 




3. Interpretación

Arianhrod, que, como ella, fue utilizada por el hombre, comprende su situación y se compadece. La diosa virgen utiliza su poder creador para perdonar el castigo de Blodeuwedd, que estaba condenada a permanecer bajo la forma de una lechuza. En la imagen Arianhrod está retirándole de los hombros el velo de la muerte, que es su atributo, y por ello se produce el renacimiento de Blodeuwedd: la muerte de su castigo y su falsa identidad, el florecimiento de su verdadera esencia de mujer de flores. Lo que era en el principio, antes de que el hombre le dijera quién debía ser.
Es otro paso para el renacer del poder de las mujeres.

   

No hay comentarios: