15 may. 2008

Hillary: Crónica de una candidatura perdida

A pesar de la ilusión que estoy segura tenían muchas mujeres de que EEUU tuviera (tras el cow boy impresentable de Bush) una presidenta ideal por su experiencia, su carácter y su actitud valiente y decidida... Hillary va cada vez más cuesta arriba y solo el coraje, el denuedo y la fe la están haciendo seguir a pesar de la conspiración masculina a su alrededor para que gane Obama (un hombre negro, pero un hombre, al fin y al cabo, un candidato que ha acrecentado su fama por un montaje con un rapero ¡con la mala fama que tienen los raperos, sobre todo si son negros!, y con sospecha de ser musulmanero, pero un hombre a la postre, con una mujercita de lo más discreta que no dice ni mu y unos niños monísimos...).
El pueblo de EEUU no le perdona a Hillary de ninguna manera que sepa llevar los pantalones con toda dignidad, que sea una excelente profesional y que haya mantenido la calma y la sangre fría cuando su maridito le puso los cuernos y se enteró el mundo entero. Ay, Hillary, si hubieras aparecido en los medios llorando y rasgándote las vestiduras, hubieras sido una mujer débil y demasiado blanda para ser presidenta, pero ¡cómo te adorarían los estadounidenses (aunque no te votaran)! Si te hubieras rodeado de hombres fuertes y galantes, en lugar de elegir latinas terremoto que remueven cielo y tierra para llevar adelante tu campaña (planeando la sospecha de que pudiera haber algo de bollerío en tu actitud...)
Pero has sido fiel a ti misma y te has mostrado tal cual eres, siempre adelante, con momentos para emitir discursos enérgicos y momentos para llorar sin timidez cuando peligraba tu gran sueño. Porque sólo creyendo en la utopía se puede mantener el tipo en una campaña endemoniada, con una proyección (seguramente premeditada y con alevosía) tuya de "le falta un pelín para ganar a Obama, qué mérito tiene la muchacha pero ¡qué ilusa si piensa que vamos a dejar que gane!
No importa tu programa, tu discreción, tu fortaleza, tu currículum (personal y profesional)... lo que importa es que no llevas ropa a la última moda y con modelos exclusivos (como la presi argentina), lo que importa es que no parece que te hayas hecho ningún lifting, ni te hayas puesto tetas o liposuccionado... y por supuesto, nadie te perdona que no hayas vendido exclusivas a la prensa rosa por llevar los cuernos más famosos del siglo XX.
Te aseguro que lloraré contigo Hillary cuando todo acabe si no consigues llegar a la Casa Macho...
Os adjunto link con un artículo muy acorde con todo esto de Beatriz Gimeno...

http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=20924#coments

5 comentarios:

Yolanda dijo...

Bueno, la verdad es que no sigo demasiado la política estadounidense, pero lo que está claro es que los negros se han ganado el derecho a gobernar esa tierra que ellos más que nadie han construído, así que Obama me parece un buen candidato (si le dejan hacer, que lo dudo mucho ...)

Angie Simonis dijo...

Ahí está el conflicto ¡los dos son buenos candidatos! ¡algo único en la historia de EEUU! Pero ¿cuál es el/la mejor de los dos?
Cierto que los negros se merecen de una vez que se reconozca su contribución al país con un presidente negro... Pero ¿y las mujeres? ¿No fueron ellas, si no recuerdo mal, las que antepusieron la libertad de los negros a la suya propia y fundaron el movimiento de emancipación de los negros? ¿No fueron las mujeres abolicionistas las que después fundaron el movimiento sufragista? ¡Qué ironía para ellas que los negros pudieran votar en un país que les negaba a ellas el voto!
Así resume la situación en que vivían la Declaración de Séneca Falls en 1848:


"La historia de la humanidad es la historia de las repetidas vejaciones y usurpaciones por parte del hombre con respecto a la mujer, y cuyo objetivo directo es el establecimiento de una tiranía absoluta sobre ella. Para demostrar esto, someteremos los hechos a un mundo confiado. El hombre nunca le ha permitido que ella disfrute del derecho inalienable del voto. La ha obligado a someterse a unas leyes en cuya elaboración no tiene voz.
Le ha negado derechos que se conceden a los hombres más ignorantes e indignos, tanto indígenas como extranjeros. Habiéndola privado de este primer derecho de todo ciudadano, el del sufragio, dejándola así sin representación en las asambleas legislativas, la ha oprimido desde todos los ángulos.
Si está casada la ha dejado civilmente muerta ante la ley.
La ha despojado de todo derecho de propiedad, incluso sobre el jornal que ella misma gana.
Moralmente la ha convertido en un ser irresponsable, ya que puede cometer toda clase de delitos con impunidad, con tal de que sean cometidos en presencia de su marido".

Aún así tuvieron que esperar bastante para votar. En 1919, el presidente Wilson, del partido demócrata, anunció personalmente su apoyo al sufragio femenino, después de una dura campaña de las sufragistas radicales (hay una peli muy chula que recorre su aventura, con la Hillary Swan, "Iron Jawed Angels").

Así quu, en mi opinión, nadie merece más que las mujeres, no sólo en EEUU, sino en todo el planeta, gobernar un mundo que ya hace tiempo se hubiera extinguido de no ser por ellas?
En 1920 quedaba aprobada la XIX Enmienda a la Constitución que otorgaba el derecho de voto a las mujeres.

Mantis dijo...

A mí no me gusta ninguno, pero por lo menos Obama no tiene las manos "tan" manchadas de sangre como Hillary, que apoyó la guerra de Irak. Hillary es además una esposa sumisa que defendió a su marido infiel con tal de no perder su posibilidad de llegar al poder.

Angie Simonis dijo...

¿Sumisa la Hillary? Pues no la veo, la verdad. Más bien me parece cosa de un pacto entre ellos, a ella la veo muy maternal con su marido, como diciendo, "tú diviértete, que yo ya me ocupo, pero luego me toca a mí". Creo que en realidad la que quería ser presidenta era ella y no él, pero entonces hubiera sido una locura, necesitaba el respaldo de haber sido "esposa de Clinton" y demostrado en este tiempo sus habilidades políticas, de las que nadie duda desde entonces...
Depende también de la concepción que se tenga de la pareja. Como feminista no sería extraño que no considerara esas cosas infidelidades verdaderas o que simplemente no creyese en la fidelidad, como me pasa a mí.

mercedes dijo...

Pues no voy a estar de acuerdo Angie, hillary clinton lo tenía de cara para ser la candidata demócrata (aunque a mi no me gusta un pelo esa mujer no tiene nada que envidiar a los halcones con sus posturas sobre oriente medio) y ha sido ella y nadie más la que ha lanzado su candidatura por la borda. Para empezar la postura de los demócratas sobre Iraq se inclinan más por la retirada y ella no se sumó a la retirada hasta que lo vió en las encuestas. Su apoyo irrestricto y sin fisuras a cualquier cosa que haga Israel también le ha pasado factura porque en esto también está habiendo un giro entre buena parte de los votantes demócratas.

Su campaña en contra de Obama ha sido poco menos que desafortunada y sobretodo para ir de independent woman pues a última hora fué una esposa tradicional y dejó buena parte de la campaña en manos de su marido al que "literalmente se le fue la olla" con los insultos.

Hillary no ha necesitado del machismo para que su campaña se venga a pique, no se puede escudar en eso, su postura política, su rigidez y la falta de agilidad para leer adonde se dirigen las preferencias de los votantes demócratas la han puesto en este aprieto. Aunque puede que si se recuperan los votos de florida vuelva a estar en la pelea, lo cierto es que como dicen en mi país... COmo chacumbele, ella solita se mató.