27 sept. 2007

Otra vez el Sr. Juez

Dicen que el hombre es el animal que tira dos veces la misma piedra.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) abrió ayer expediente -por retrasos en
la tramitación de una adopción por un matrimonio de lesbianas- a Fernando Ferrín Calamita, titular del Juzgado de primera instancia número 9 de Murcia -especializado en familia- y actualmente de baja médica.

Ferrín ya había sido expedientado con anterioridad por usar «expresiones extravagantes» en un auto en el que denegó la custodia de dos hijas a una madre por su supuesta homosexualidad, al equiparar esta tendencia sexual con la condición de toxicómano o pederasta. Así lo acordó la comisión disciplinaria del CGPJ, por unanimidad y tal como proponía el servicio de inspección del Consejo. La prueba para la apertura del expediente fue la solicitud por parte del juez de un informe psicológico que posteriormente él mismo calificó de innecesario.
Este segundo expediente ha sido abierto a raíz de la denuncia de un matrimonio de lesbianas que veían cómo este juez retrasaba la adopción de la hija de una por parte de la otra cónyuge, procedimiento que se inició en mayo de 2006. En su queja, la pareja indica que el procedimiento de adopción se ha convertido en un «vía crucis de trabas y dilaciones absolutamente injustificadas» por parte del juez.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) celebró hoy la apertura del expediente disciplinario al juez murciano Fernando Ferrín Calamita por el retraso en la tramitación de un expediente de adopción de una pareja de lesbianas debido a su orientación sexual y pidió al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que considere su inhabilitación.

La federación añade en un comunicado que este juez "es reincidente en su actitud ya que el pasado 25 de julio fue expedientado por sus expresiones manifiestamente ofensivas hacia el colectivo LGTB para justificar la retirada de la custodia de sus hijas a una mujer lesbiana". Para el presidente de la FELGTB, Antonio Poveda, los actos del juez titular de Primera Instancia número 9 de Murcia "no sólo no se ciñen a la ley sino que responden a una doctrina moral machista y abiertamente lesbófoba".

"Con lo difícil que es para las mujeres lesbianas dar el paso hacia la visibilidad, actuaciones como las de este juez son un ataque directo que aumenta sus temores y frena nuestros anhelos por salir adelante en sociedad", manifestó la coordinadora del Área de Políticas Lésbicas de la FELGTB, Carmen Hernández.

No hay comentarios: