25 oct. 2009

Llega Samhain


Llega Samhain, la celebración de la frontera entre la vida y la muerte. Perséfone desciende al submundo, curiosa al escuchar sonidos que provienen del suelo. Son los lamentos y llantos de los muertos. Perséfone, la doncella, se encuentra y funde con Hécate, la anciana y Señora de los Muertos. ¿Qué hacía la Diosa, en su faceta oscura, por nuestros antepasados? ¿Les cantaba? ¿Compartía alimentos con ellos? ¿Acariciaba sus heridas, les abrazaba, lloraba con ellos? Quizá les consolaba, haciendo lo que su madre siempre había hecho para curar sus heridas y consolarla a ella.
Hemos llegdo al mes de octubre, y el último día de este mes brillante y dorado es el principio de la oscuridad del año. Hemos tenido dos cosechas, la primera en Lammas y la segunda a mediados de septiembre; hemos recogido ya todos los cultivos, los literales y los metafóricos. Ahora, en Samhain, nos enfrentamos a la cosecha final del año. En otras épocas, más conectadas con la agricultura, la gente buscaba entre los rastrojos las últimas espigas de cereal; aunque se aseguraban de dejar algunos granos para los gnomos, recogían todo lo que podían para enfrentarse a los fríos días y noches de invierno.
Es momento de parar la vida por un instante, de quedarse en un espacio entre mundos, en un tiempo que ni ha empezado ni terminado. De observar con los ojos de la imaginación lo que se ha plantado y hecho este año. ¿Cómo está creciendo el jardín de nuestra vida? ¿Hemos arrancado las malas hierbas, regado y echado fertilizante? ¿Hemos podado lo necesario? ¿Cuál ha sido nuestra cosecha final? Con la imaginación, podemos entrar en la oscuridad, encontrar las sombras de los reinos internos, viajar al interior de la tierra y escuchar los descubrimientos de Perséfone en el reino de la oscuridad, quedarnos con ella durante la estación invernal y descubrir los tesoros de nuestro ser más profundo, para aflorar de nuevo en primavera en completa transformación.


Para quien esté cerca y le apetezca celebrarlo:

Encuentro en la Ermita de Sella

1 de Noviembre del 2009 A las 12h

En relación al ciclo luz-oscuridad del año, nos encontramos a punto de traspasar la puerta del Oeste, lugar donde se encuentran nuestros antepasados según las culturas amerindias. En el calendario Celta es la fiesta de Samhain el 31 de octubre o el 2 de noviembre en este año ya que es luna llena. …y el día 1, el Día de Todos los Santos.

La oscuridad y sus misterios cogen ahora el protagonismo hasta el solsticio de invierno. Momentos para ir al interior, recogerse como las plantas, dejar caer las hojas viejas y cenar buenos hervidos de verduras…

Con la intención de sentir este momento con la intensidad que la naturaleza nos ofrece y celebrar un encuentro para compartir amor y alegría con la tierra, te animo a acercarte con algo de comida, canciones, cuentos, poemas, instrumentos, juegos, danzas, ……lo que quieras aportar ó simplemente TÚ.

A las 12 haremos un sencillo ritual de conexión con el otoño y después daremos rienda suelta a la celebración y a la fiesta de compartir.

Te esperamos!

2 comentarios:

Jo dijo...

Pues porque me pilla lejos, porque te aseguro que me encantaría ir.

La última celebración en que pude estar fue una noche de Beltane hace ya... mucho tiempo.

Cris dijo...

Hola Angie:
El otoño, desde que me hice mayor ,es una de mis estaciones favoritas porque invita a todo eso que tú dices: reflexión, recogimiento, análisis, contemplación... Noviembre es uno de mis meses favoritos precisamente por la misma razón por la que la gente lo detesta: porque tiene poca luz. La gente huye de noviembre y yo cuando lo veo acercase me alegro porque creo que es el mes más romántico del año.