25 dic. 2009

En Navidad... Poesía: Nadir de mi cuerpo



NADIR DE MI CUERPO

Hoy me siento veleta e insegura
perdida en mi maraña de proyectos,
dándoles manotazos de indecisión.

Hoy los cabellos se me confunden
se alargan invisibles al infinito
(¿dejaré que crezcan alguna vez?)
y crean pensamientos como cactus,
bellos, pero que hieren;
están secos
necesitan el agua de la VIDA
el torrente magenta de la armonía

Sí, estoy des-peinada
des-vestida
des-centrada
des-calabrada
Necesito sentarme en la orilla
del mar de la calma
peinarme con su brisa
vestirme con sus olas
cobijarme en el centro de su abrazo
encalabrame como pieza que encaja
en el rompecaminos del infinito.

Sale así este poema
como rayo que resquebraja
la engañosa apariencia de lo conforme
Será… que me está viniendo la regla.


Angie Simonis, Nadires y Cenits

No hay comentarios: