16 dic. 2009

LA BELLA DURMIENTE DESPIERTA


Las princesas de hoy

ya no sueñan con príncipes.

Han descubierto por fin

que los hombres no tienen sangre azul,

que sólo quieren follar

a mujeres que ya no están dormidas

y que, en lugar de amor verdadero,

despiertan en ellas

decepción y rabia

y en el mejor de los casos,

un amargo sabor de resaca.

Los príncipes de hoy

ya no cabalgan en briosos corceles

rescatando bellas damas

de malvados y dragones.

Son débiles, inseguros,

fuman porros

y se hacen rayas

y hay un alto porcentaje

de eyaculadores precoces y gays.

Lo malo de toda esta cuestión

es un vacío para la literatura,

que tendremos que inventar

otros cuentos

para los hijos del futuro,

donde las damas

rescaten a otras damas

mientras ellos discuten sobre fútbol.


7 comentarios:

Kharmen dijo...

Me ha gustado mucho leer este poema. Está muy gracioso.

Saludos

CNQLore ♥ dijo...

ME ENCANTÓ! MUY CIERTO TODO LO QUE EXPRESA ESTE POEMA. ENCANTADORA FOTO...

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
AMAZONIA LIBRE


DESEANDOOS UNAS FIESTAS ENTRAÑABLES DE NAVIDAD 2009 ESPERO OS AGRADE EL POST POETIZADO DE CREPUSCULO.

José
ramón...

Angie Simonis dijo...

¡Bello regalo de navidad! Muchas gracias José Ramón... ¡que la Diosa te abrace en estos días fríos!

Lilith dijo...

jajaj muy chistoso, triste pero cierto, aunque yo no me puedo quejar, si me he topado con verdaderos príncipes azules, digo, no todos los hombres son una mier...

Muchas felicidades en estos días pasala muy bien, y se muy feliz, te mando un beso y un fuerte y respetuoso abrazo.

Angie Simonis dijo...

lo mismo para ti, mi fiel seguidora

Anónimo dijo...

en mi casa es a mi a quien le gusta el futbol, supongo que eso pone a mi pareja en el lado de los maricas