18 may. 2009

Se fue Mario Benedetti

Otro poeta que se nos va en pocos días.
A Benedetti lo glorifican, además, su edad y su fama mundial.
No era famoso por erudito o por intelectual, sino porque todo el mundo lo entiende, por algo fue clasificado en el cajón de los poetas coloquiales; cualquiera que se acerque a su poesía puede encontrar un poema que le conmueva, con el que se identifique, no necesita tener estudios previos. Él era natural, cercano, entrañable, el abuelito poeta con el que todas las filólogas sueñan.
Le recuerdo de aquella vez que le vi en el recital "A dos voces" con Daniel Viglieti, su cascada y anciana voz llenando de ternura y verdad la sala del Paraninfo. Parecía que iba a ser eterno...
Me he puesto tan triste con su pérdida... es como si hubiera muerto un vecino al que hacía mucho que no veía y no me haya dado tiempo a despedirme.
Él también tuvo su alma femenina y ningún rubor en cultivarla...

SI DIOS FUERA MUJER

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Para leer y escuchar poemas de su propia voz:
http://www.wradio.com.co/benedetti/poema.aspx?id=806192

1 comentario:

Marta Uma Blanco dijo...

Cuando alguien es octogenario sabes que su tiempo está llegando al límite establecido por los dioses.Pero cuando alguien es octogenario y se llama Mario Benedetti ese límite podría, por una vez aunque fuera, haber sido transgredido.
Me ha dado mucha pena esta mañana cuando me he enterado que se ha ido.
Buen viaje