28 nov. 2009

A Miguel Hernández


A MIGUEL HERNÁNDEZ

Miguel

visité tu casa

pisé tu suelo

olí tus pasos

rumor de alpargata...

Sentí tu huella

de hombre bueno

hombre del pueblo...

En tu rugosa higuera

hinqué mi mano

y sobre mi palma ávida

quedó la esencia

de tu recuerdo

Palpé tu huella

de hombre eterno

eterno poeta

Oí las cabras,

cantándote risueñas

en la mañana

Lloré las palizas de tu padre

tu carne de niño maltratada

tu rabia

Husmeé los guisos de tu madre

en la lumbre antigua

frente a las tinajas

Casi vi corretear tus palabras

escritas a escondidas

subiendo monte arriba, entre las matas...

Recé por tu descanso

de hombre guerrero

hombre sincero.

Angie Simonis (29/10/2003)

No hay comentarios: