28 nov. 2009

A Miguel Hernández


A MIGUEL HERNÁNDEZ

Miguel

visité tu casa

pisé tu suelo

olí tus pasos

rumor de alpargata...

Sentí tu huella

de hombre bueno

hombre del pueblo...

En tu rugosa higuera

hinqué mi mano

y sobre mi palma ávida

quedó la esencia

de tu recuerdo

Palpé tu huella

de hombre eterno

eterno poeta

Oí las cabras,

cantándote risueñas

en la mañana

Lloré las palizas de tu padre

tu carne de niño maltratada

tu rabia

Husmeé los guisos de tu madre

en la lumbre antigua

frente a las tinajas

Casi vi corretear tus palabras

escritas a escondidas

subiendo monte arriba, entre las matas...

Recé por tu descanso

de hombre guerrero

hombre sincero.

Angie Simonis (29/10/2003)

22 nov. 2009

Paola, nueva miembra de Amazonia


Os presento a Paola, nuestra nueva miembra en la familia. Ella sola ha decidido adoptarnos. Empezó a subir a casa a comer de vez en cuando, luego se quedaba a dormir alguna noche y ahora está permanentemente en casa. Como comprenderéis, ya no hemos podido decirle que se vaya, porque, además de que es preciosa, es muy cariñosa y dulce...

19 nov. 2009

Visita de Gioconda Belli

No me lo puedo creer. Gioconda Belli está en España, en Alicante y no lo he visto anunciado en ninguna parte, ni siquiera por las redes de mujeres... ¿pero es sólo yo y cuatro locas más conocemos a Gioconda?
La poeta que expuso su cuerpo en el verso, que nos enseñó a no avergonzarnos de él y convirtió en poesía, nuestra regla, nuestro parto, nuestro orgasmo en una rima sin rima, danzando en el equilibrio del cosmos...
La mujer que nos sacó de la cocina y del jardín y nos metió en la guerrilla, en los caminos, en la selva, en la guerra de poder con quienes nos querían dominar...
Siempre hay algún libro que te conmociona las entrañas. Ese fue para mí La mujer habitada. Pero pocas veces la escritura completa de una autora o de un autor te cambia la vida. A mí me la cambió Gioconda. Con ella, tanto con su poesía como con su narrativa, no me sentí nunca más sola o extraña para mí misma; con ella me conocí mejor, cerré la puerta a mis complejos y desánimos por ser mujer y ser rebelde.
¡Gracias, Gioconda!
Hoy quizá tenga la oportunidad de verla y pedirle que me firme uno de sus libros, que ya están amarilleados de tanto tiempo que llevan en las estanterías de mi vida...
Estará en la Casa de Cultura de Alfaz del Pí a las 20:00.
Y para las que todavía estén a tiempo, mañana estará en el Aula de Cultura de la CAM (Avda. Dr. Gadea 1)...
Quiero compartir con vosotr@s un trabajo que le dediqué, hace ya unos años, en tercero de carrera y donde se combinaron dos factores, la disciplina y el placer, que me hicieron amar la carrera que había elegido, y me hicieron disfrutar lo indecible como investigadora y como mujer...
mujer habitada001
mujer habitada001....
Hosted by eSnips

13 nov. 2009

Novedades de Beatriz Gimeno



Beatriz no para de escribir y de publicar (maravilloso, poder hacer las dos cosas).
Acaba de parir su última novela Deseo, placer (Editorial Ineditor) y no hace mucho que dio a luz su poemario, La luz que más me llama (E. Olifante), que por cierto no para de llamarme y me lo voy a pedir estas navidades.
De este último, comparto con vosotr@s este poema que me ha regalado:


Has llegado, mi amor, hasta mi vida para cambiarla toda
para darme en tus manos lo que tanto esperaba
para mirarme y verme, para saber amarme,
para abrirme en dos partes y llenarme.
Dulce y tierna, amor mío, siempre erguida,
has repoblado el tiempo, conocido el esfuerzo
y has dejado en mi cuerpo fluir todos los ríos
que antes estaban secor.
Eres aquella que al levantar su mano
hizo suyas mis venas y el correr de mi sangre.
No eres otra que aquella que ha abierto mis cascadas,
las campanas que tañen siempre atentas,
las palabras que suenen en la tarde.
Amor, ahora y para siempre, tu cintura será para mí arena.

10 nov. 2009

Jornadas por la Igualdad


Siempre termino con la pilas cargadísimas en este tipo de saraos. Y es que no hay nada mejor para subir la adrenalina de una feminista que unas jornadas donde conocer, discutir, reflexionar sobre la situación de las mujeres...
¿Qué pasa con las mujeres en la universidad? Que son más ellas que ellos y que estudian mejor. Que, sin embargo, llega un momento en que ellas abandonan los estudios y ellos continúan. Adivinad cuál es ese momento. ¡Bien, habéis acertado! Llega el momento de cambiar pañales y muchas mujeres abandonan la tesis, el doctorado, la vida profesional para dedicarse a la biológica. Dado que vivimos en un país que no se adapta a las nuevas realidades de las mujeres modernas (ni siquiera hay guarderías en las universidades), hay que elegir.
Me he enterado de una enfermedad "femenina", la clorosis, que apareció a principios del XIX y terminó a principios del XX, nadie sabe cómo ha sido pero la clorosis ha desaparecido. Era una dolencia de lo más extraño, la neuromialgia del siglo XIX. Un claro tratamiento de género en la enfermedad. Conocimos a una enfermera de las que tuvieron que trabajar en el franquismo llevándole el cafetito al médico y aguantando su malhumores...
En cuanto a la ley de Reproducción sexual y Reproductiva, me he enterado de algunas cosas que no sabía. Que el nombre abarca mucho, pero que se queda sólo en ley del aborto. Que siempre tiene que estar discutiendo todo el mundo, sobre todo políticos, lo que sólo a nosotras nos atañe. Que el PP no está para perder el tiempo y no va a las mesas donde lo convocan para hablar sobre la ley del aborto socialista; ellos se dedican a hacer leyes caritativas como la de Protección a la Familia. Que no consigo serenarme con el tema del aborto...
Y si hablamos de la prostitución me sumo en un estado de total "caldero de emociones". En ello estuvo Elena Simón que es la Sibila del sentido común, o al menos a mí me lo parece. También influye el que ella dice exactamente lo que yo pienso, pero lo dice de forma conciliadora, irrebatible, algo de lo que yo seria incapaz. Es que cuando Elena se pone a hablar no te queda otra que escucharla atentamente, que no se te pierda ni una sílaba...
El debate sobre la legalización o no legalización de la prostitución es un debate falso, según Elena. Quien quiera dedicarse a la prostitución, puede darse de alta de autónomo y a trabajar tan ricamente, nadie se lo va a impedir ni le van a meter en la cárcel. ¿Qué es lo que quieren legalizar exactamente? ¿Quieren equiparar la prostitución a cualquier otra profesión? ¿Para qué, para que les podamos ofrecer a nuestras hijas la carrera de puta? ¿Las matricularemos en un máster sobre "el oficio más antiguo del mundo"? ¿O será una asignatura optativa en Trabajo Social? ¿O tendremos diálogos kafkianos como "Hola, soy Alicia y trabajo de administrativa", "Encantado, soy Eduardo y trabajo de macarra".
Cuando terminan las jornadas te das cuenta que no, que no hemos arreglado el mundo, ni vamos a poder hacerlo hoy ni mañana, pero... ¡que divertido y enriquecedor es haberlo intentado, reuniendo energía femenina en estado puro en un salón de actos de la universidad!

8 nov. 2009

Abortar no es asesinar


Niñas: el aborto ’no’ es un asesinato

Prefiero empezar afirmando que comprendo muy bien la inquietud de algunas personas a la hora de abordar, a veces con poca información, una reflexión, una opinión o -lo más importante y general- un sentimiento sobre la interrupción voluntaria del embarazo en el caso de las adolescentes.

Pocos saben que España es uno de los países con la edad de consentimiento sexual (recogida en el Código Penal) más baja del mundo: 13 años. El inicio en las relaciones sexuales de nuestros adolescentes se produce, según la estadística, a los 16 años, pero los últimos estudios especializados aseguran que conviene estar prevenidos a partir de los 13 o 14, tanto en el caso de los chicos como en el de las chicas (3ª Encuesta sobre sexualidad y anticoncepción de la juventud española-2008. Equipo Daphne en colaboración con Bayer Schering Pharma).

A pesar de que España es uno de los países europeos donde más se utiliza el preservativo (el 60% de los jóvenes), casi el 30% de los chicos reconocen que no siempre lo usan, elevando así la exposición al riesgo.

Los datos nos muestran que, en los últimos años, han aumentado tanto los embarazos como los abortos en mujeres adolescentes (de 1997 a 2007, la tasa de abortos en adolescentes se ha duplicado, según el informe sobre interrupción voluntaria del embarazo del Ministerio de Sanidad-España 2007).

Aunque muchos padres y madres prefieren pensar que sus hijas no están incluidas en todas estas estadísticas, lo cierto es que muchas chicas de 15, 16 y 17 años mantienen relaciones sexuales y, por tanto, pueden encontrarse con una situación no deseada y, generalmente, traumática a esa edad: un embarazo.

El objetivo de la sociedad adulta, de los poderes públicos, del sistema educativo y, sobre todo, de los padres y madres, debe ser evitarlo. Para ello, existen muchas fórmulas y medios; el fundamental es el diálogo, la conversación sin prejuicios, la información y la existencia de un espacio de confianza y respeto con las adolescentes. Todas esas herramientas son siempre mejorables pero, cuando todo falla y las chicas deciden no seguir adelante, no existe mejor solución que acudir al sistema sanitario, seguro y solvente.

En la mayor parte de los casos, las menores que se someten a una interrupción voluntaria del embarazo suelen hablarlo con sus padres (sobre todo con sus madres). Según los datos oficiales, el porcentaje de jóvenes menores de 18 años que abortan no alcanza ni el 5% del total, y la inmensa mayoría va acompañada de sus padres. (En 2007 interrumpieron su embarazo 14.807 mujeres de entre 15y 19 años. Las menores de 15 que acudieron a una interrupción voluntaria del embarazo fueron 500).

En un momento así, lo que las niñas buscan -y necesitan- es apoyo y cariño. Lo mejor para ellas, sin duda, es encontrarlo en su familia. Pero, desgraciadamente, no siempre es posible... Existe un reducido número que jamás lo dirá en casa por distintos -y, muchas veces, poderosos- motivos. Para esas jóvenes, las que se encuentran más solas y son más vulnerables, está pensada la medida que reforma la Ley de Autonomía del Paciente, resolviendo que no sea determinante el acuerdo paterno.

Si no es así, ¿qué alternativa tenemos?, ¿es, acaso, razonable mantener que las chicas no tengan capacidad para decidir abortar y sí para decidir ser madres -sin consultarlo, tampoco-? ¿Es preferible que por miedo, o por falta de recursos a su alcance, se vean abocadas a proseguir un embarazo que no desean? ¿O las dejamos, solas, buscar una salida clandestina para interrumpir la gestación?

Tampoco es una buena opción lanzar mensajes tan dramáticos como hipócritas ("La barriga es una zona libre de pena de muerte" o "Mamá, no me mates") que pretenden cargar sobre la conciencia de niñas y mujeres, la idea de que el aborto es un asesinato. No es verdad. Es tan sólo la verdad de los que consideran que hay vida en el mismo momento de la fecundación y anteponen el derecho del embrión al derecho de la madre, o que profesan una determinada fe o religión o filosofía. Pero la interrupción voluntaria del embarazo, según la legislación española actual, así como en la reforma propuesta (y la europea comparada, por cierto), no es un asesinato.

Las personas que, por su propia conciencia, rechazan el aborto son perfectamente respetables, tanto como quienes lo defendemos. Pero el límite de lo que es legal y, por lo tanto, aceptado por la sociedad, se establece en el Parlamento, residencia de la soberanía popular. La ley que ahora comienza su tramitación en las Cortes no obliga a nadie a abortar, ni a ocultar a los progenitores un embarazo o un aborto. Pretende, sencilla y rigurosamente, mejorar la protección y las garantías para las mujeres y los/las profesionales, adaptar la norma a la realidad española y acabar con algún supuesto que ha dado lugar a verdaderos abusos.

Imaginemos que una chica de 16 años se queda embarazada sin haberlo querido y que, tras pensarlo, decide abortar en los plazos y supuestos que establece la ley, ¿no es cruel que, además, tenga que cargar con la fe o las creencias de otros, con la presión exagerada de aquellos que siempre han negado a las mujeres la posibilidad de elegir? Porque de eso se trata: de que las niñas y las adolescentes reciban una educación, una atención y un mensaje de toda la sociedad que rompa con siglos de miedo y dependencia y, a cambio, les ofrezcamos seguridad y autonomía, los mejores instrumentos para la responsabilidad y para la libertad.

Fuente: La ciudad de las Diosas