20 mar. 2009

Saludos a la primavera

Primavera de Franz Von Stuck
Hoy he vestido el blog de colores claros y lo he llenado de imágenes de flores para saludar con optimismo a la primavera que por fin llega. Ojalá fuera tan fácil llenar la propia vida de flores y colores alegres. Olvidar el cáncer de mi padre, la soga al cuello de la situación económica, la impotencia de no tener el trabajo para el que estoy tan preparada, la tos que me atormenta porque no consigo dejar de fumar, la lejanía de seres tan queridos como mis hermosos nietos...
Sentirme otra vez como una nena obediente que coge la mano grande de papá y cree que nada le puede ocurrir, que él velará siempre por mí y me protegerá de cualquier mal que me aceche. Un papá muy lejano del hombre doliente y ojeroso que está en la cama y que depende de mí para todo, hasta para lavarse.
Pero hoy es primavera por fin y aunque no me han entregado el coche del taller y este fin de semana no puedo ir con mis amigas a participar en el ritual de la primavera y a danzar con ellas bajo el sol, entre los pinos... lo celebro con todo mi corazón y agradezco a la Madre todo lo que tengo y puedo disfrutar. Porque cada mañana me levanto y estoy viva, presta a aceptar lo que me traiga la vida, sean lágrimas o risas, o sea simplemente, un día más, perezoso de grandes acontecimientos, sencillo, cotidiano, un día más de vida...
Y quiero compartir con todas vosotras las palabras de la Diosa.

Escucha las palabras de la Gran Madre, a la que en tiempos antiguos se le llamaba Artemisa, Hécate, Demeter, Afrodita, Ceridwen, Diana, Isis, Brígida y muchos otros nombres. Escucha las palabras de la Diosa de la Estrella, cuyo polvo son los pies de cielo y cuyo cuerpo circula por el universo:

La canción de la Diosa

Cuando necesites cualquier cosa, una vez al mes, y mejor aún cuando la Luna está llena, te reunirás en un lugar secreto y adorarás Mi espíritu, a mí que soy Reina de toda la Sabiduría.

Serás libre de esclavitud, y como señal de esta libertad, estarás desnuda en tus ritos. Canta, festeja, baila, haz música y haz el amor, todo en mi presencia, porque es Mío el éxtasis del espíritu y Mía también es la alegría de esta Tierra.

Mío es el amor a todos los seres. Mío es el secreto que abre la puerta de la juventud, y Mía es la copa de vino de la vida que es el caldero de Ceridwen, que es el Santo Grial de la inmortalidad.

Doy el conocimiento del eterno espíritu y más allá de la muerte, doy paz y libertad y reunión con todos aquellos que se han ido antes. No pido sacrificios, porque soy la Madre de todas las cosas, y mi amor brota a toda la Tierra.

Soy la belleza de la verde Tierra y la blanca Luna entre las estrellas y los misterios de las aguas, llamo a tu alma para que se levante y venga a mi. Porque soy el alma de la naturaleza que da vida al universo.

De mí proceden todas las cosas y a mí deben de regresar. Permite que mi adoración esté en el corazón de todo el corazón que se regocija, porque todo acto de amor y placer son mis rituales. Permite que haya belleza y fuerza, poder y compasión, honor y humildad, gozo y reverencia dentro de ti.

Y para los que buscan conocerme, aprende que tu búsqueda y deseos no serán alcanzados, a menos que sepas el Misterio: si aquello que buscas no lo encuentras dentro de ti, no lo encontrarás fuera. Porque he estado dentro de ti desde el principio, y me encontrarás al fin del deseo.

Soy la gran madre, adorada por toda la creación y existente antes de su conciencia. Soy la fuerza femenina básica, ilimitada y eterna.

Soy la casta Diosa de la Luna. La señora de toda magia. Los vientos y las hojas en movimiento cantan mi nombre. Uso la media luna sobre mi frente, y mis pies descansan sobre los cielos estrellados.

Soy los misterios aún no resueltos, un camino recién acometido. Soy un campo no tocado por el arado. Regocíjense en mí y conozcan la plenitud de la juventud.

Soy la madre bendita, la amable Señora de las cosechas. Estoy vestida con la profunda y fresca maravilla de la tierra y el oro de los campos llenos de granos, Las mareas de la tierra son regidas por mí; todas las cosas se realizan de acuerdo a mi estación.

Soy refugio y curación. Soy la madre dadora de vida, maravillosamente fértil.

Adórenme como la anciana sabia, guardiana del continuo ciclo de muerte y renacimiento. Soy la rueda, la sombra de la Luna. Gobierno las mareas de mujeres y hombres, y doy liberación y renovación a almas abatidas. Aunque la oscuridad de la muerte es mi dominio, la alegría del renacimiento es mi regalo.

Soy la Diosa de la Luna, la Tierra y los mares. Mis nombres fortalezas son múltiples, Vierto magia y poder, paz y sabiduría. Soy la eterna doncella, Madre de todo y anciana de la oscuridad y les doy bendiciones de amor ilimitado.

Kwuan Yin, Diosa de la compasión


5 comentarios:

Lilith, la Eternamente Libre... dijo...

PUes si ha llegado la primavera al hemisferio norte, Persefone, Osiris, Adonis, el Dios, Kukulcan,vuelven a la tierra a traer alegrías, maravillosa estación, nuevo inicio, nuevos ciclos.

Angie Simonis dijo...

¿sabes si Kukulcan fue también un dios sacrificado? Tengo la teoría de que el sometimiento de la mujer se dio por este tipo de circunstancias en que el hombre tenía que ser sacrificado para el bien de la vida y se rebeló contra ello creando así el patriarcado... Me gustaría demostrarlo en mi tesis

Anónimo dijo...

Mi querida niña!!!!!!!!

Animo. Con la primavera llegan los colores y tambien las nuevas ilusiones.

Espero que todo se vaya arreglando poco a poco.

Te quiero

nani

Cris dijo...

Hola Angie. Siento la situación de tu padre. Espero que todo mejore dentro de poco y te sientas mejor.
Seguí tu consejo y mandé mi poemario a un concurso de Torremozas. Ya veremos.

Un besito y ánimo. Te mando todas las fuerzas de que soy capaz.

Cris

Angie Simonis dijo...

gracias a todas por vuestros ánimos. Cris, cariño, espero que tengas mucha suerte, aunque las de Torremozas son bastante duras, no te ilusiones en exceso, sólo lo necesario y busca otras alternativas... yo estoy muy desconectada de ese tema, pero en la red seguro que puedes encontrar muchas cosas... las mujeres están imparables en internet. ¿Sabes que Beatriz Gimeno acaba de publicar su primer libro de poesía? Se llama "La luz que más me llama"
Sobre todo ¡CONFÍA EN TI!